Este y Oeste: dos pulmones

El 2014 será recordado como un tiempo en el que los cristianos de la tradición Oriental (ortodoxa, griega) y la Occidental (católica, latina) estuvieron a punto de sanar el Gran Cisma que formalizó su separación hace 960 años. Según escribió el Papa Juan Pablo II acerca de la unidad cristiana en 1995: “La Iglesia debe respirar con sus dos pulmones”.

 

Este año el Papa Francisco viene de Roma y el Patriarca Ecuménico Bartolomé viene de Constantinopla para reunirse y abrazarse como hermanos en la iglesia del Santo Sepulcro, Jerusalén. Conmemoran el encuentro histórico de sus predecesores, el Papa Pablo y el Patriarca Ecuménico Atenágoras en la Santa Ciudad hace cincuenta años. Con una feliz coincidencia, el calendario juliano y el gregoriano alinean la fiesta movible de Pascua este año para que el misterio central de la fe cristiana, la muerte y resurrección de Jesús, se celebre simultáneamente en el Este y el Oeste.

 

Como institución ecuménica cuya historia se enraíza tanto en el Este como el Oeste, la Orden de San Lázaro de Jerusalén ha acercado desde siempre a cristianos de todas las orientaciones para colaborar espiritual y caritativamente de acuerdo con la tradición caballeresca. Esto la ha ganado el respaldo de papas y patriarcas. La restauración en tiempos modernos de la sede maestral de la Orden en Jerusalén, la Iglesia Madre y el lugar más santo para todos los cristianos, la permite respirar con los dos pulmones, así como formar lazos de amistad y cooperación con sus vecinos judíos y musulmanes.

 

 

Si quieres que te sigan... sé el primero

 

Profundizando en su compromiso de proteger a la Iglesia y promover los valores cristianos en el Este Ortodoxo, la Orden de San Lázaro de Jerusalén se ha embarcado, en este siglo, en un número de iniciativas caritativas en la República de Serbia. Estas actividades han sido promovidas principalmente por el Gran Priorato de Francia, guiados por el Caballero Nigel Atkins, con fuerte apoyo de SS.AA.RR. el Príncipe Alejandro de Yugoslavia y la Princesa Bárbara de Liechtenstein. Estrecha colaboración con las autoridades civiles y eclesiásticas ha asegurado la armonía en el espíritu, la tradición y las leyes de la Iglesia Serbia Ortodoxa y el estado, siendo miembros de estas autoridades los que fundarán la Comandería de Serbia más adelante en el año.

 

Su Santidad el Arzobispo de Peć, Metropolitano de Belgrado y Karlovci, Patriarca Serbio Ireneo ha estado siguiendo los desarrollos, aprendiendo de la dimensión ecuménica de la Orden y su misión de sanar el cuerpo, mente y espíritu y ha dado su bendición a la formación de la jurisdicción nacional serbia.

 

El Patriarca Ireneo invite recientemente al Gran Canciller, a los Representantes de Tierra Santa y los Balkanes y a postulantes locales a la celebración de su “Slava”, la veneración anual a su patrón familiar – que casualmente es San Lázaro. La liturgia divina en la catedral de San Miguel Arcangel, en Belgrado, fue seguida por una audiencia y recepción privada en la residencia patriarcal. Hubo oportunidad de instruir al Ministro de Justicia y a un obispo del Santo Sínodo acerca del marco legal establecido y los planes futuros de Saint Lazare Serbia.

 

Como signo de acercamiento espiritual, la Orden de San Lázaro de Jerusalén fue honrada con la presentación en esta ocasión de una copia de un icono de la Madre de Dios como “Dadora de Leche”, bendecida por el Patriarca. Habiendo sido creado en el siglo quinto en el monasterio del Mar Saba en Tierra Santa, el icono ha viajado al Monte Atos (monasterio de Chelandariou) y muchos lugares santos de Europa y Asia, como demuestran los sellos en la parte de atrás. Ahora volverá a Tierra Santa para tomar un lugar de honor en la sede de la Orden de San Lázaro en Jerusalén.

 



English
French
Spanish