Nueva cabeza de la Orden de San Lázaro de Jerusalén

S.A.R. el Príncipe Sixto Enrique Hugo Francisco Javier de Borbón-Parma nació el 22 de julio de 1940 en Pau, Béarn, Francia; el segundo hijo del Príncipe Francisco Javier Carlos María Ana José de Borbón-Parma, Duque de Parma, y su consorte la Princesa María Magdalena Yvonne, nacida de Borbón-Busset, condesa de Lignières.

 

Por la línea paterna, el Príncipe Sixto Enrique es descendiente de Hugo Capeto, Rey de Francia en 987 y progenitor de la Casa Real de Borbón. Él es, por lo tanto, descendiente del Rey Luis VII quien, a su regreso en 1149 de Tierra Santa, introdujo la Orden de San Lázaro de Jerusalén en Francia y en 1154 la otorgó el Castillo de Boigny; y de San Luis IX quien, a su regreso de Tierra Santa en 1254, trajo al Maestre del Hospital de San Lázaro de Jerusalén a Francia y le instaló en Boigny. Por lo tanto, Boigny permaneció el sede maestral de la Orden hasta que fue confiscado por la Revolución en 1791.

 

La dinastía de Borbón-Parma es una rama cadete de la Casa Española de Borbón, originada por el matrimonio del Rey Felipe V y su consorte la Reina Isabel de Farnesio, hija y heredera del último Duque de Parma. Las armas principales de la Casa de Borbón-Parma son las de Francia, a diferencia de un borde gules con ocho conchas de peregrino en plata.

 

La línea maternal del Príncipe Sixto Enrique, aunque no considerada ‘dinástica’, está la más vieja aún existente línea Capeta masculina. Emana de la unión entre Luis de Borbón (1437-1482), príncipe-obispo de Lieja, y Catalina de Egmont de Gueldres. Las armas de la Casa de Borbón-Busset son las de Francia, diferenciadas por un bastón gules y situado bajo un jefe de las armas del Reino Latino de Jerusalén.

 

El Príncipe Sixto Enrique está relacionado con la mayoría de las casas reales y principescas católicas. La Emperatriz Zita de Austria, Reina consorte de Hungría y Bohemia, era su tía. Al igual que muchos de sus reales antepasados, posee la Gran Cruz de la Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge.

 

Habiendo completado su licenciatura en derecho en Clermont-Ferrand, el Príncipe Sixto Enrique se alistó en la Legión Extranjera Española y después en el ejército portugués, donde recibió formación militar de alto nivel. Sirvió con distinción en Angola y terminó su carrera militar con el rango de coronel.

 

El Príncipe Sixto Enrique sucedió a su padre como paladín para los carlistas en España pero la elección del General Franco de Don Juan Carlos como rey y las dificultades con su hermano, el Príncipe Carlos Hugo, pusieron punto y final a su participación oficial en la causa.

 

Por varios años, el Príncipe Sixto Enrique vivió en Argentina, donde se dedicó a la explotación agrícola de una hacienda considerable y a la crianza de ganado. Su fortaleza de carácter le permite sobreponerse a las limitaciones en movilidad impuestas por un severo trauma físico que le ocurrió allí.

 

El Príncipe Sixto Enrique ha demostrado siempre un firme compromiso a los valores tradicionales cristianos y a la Misa de Pio V. Su presencia en todas las celebraciones más importantes para conmemorar ciertos sucesos trágicos en la historia de Francia – especialmente en conexión con el bicentenario de la Revolución, los regicidios de Luis XVI y María Antonieta y el asesinato de de Madame Isabel – junto con el expresar sus opiniones bien informadas en materias importantes, atestiguan su interpretación del papel de un príncipe Capeto en tiempos modernos.

 

El interés político del Príncipe Sixto Enrique se manifiesta en su participación en conferencias y simposios relacionados con la historia y asuntos geopolíticos, tanto en Francia como en el extranjero. Durante un largo período de tiempo, el Príncipe ha establecido una red importante entre personas políticamente activas en Francia, Rusia y el Oriente Medio (Irán, Iraq, Libia y Siria) y es internacionalmente reconocido como asesor experto en conflictos geopolíticos.

 

Habiendo apoyado activamente a la Orden de San Lázaro de Jerusalén desde el 2004, el Príncipe aceptó el nombramiento de Gran Prior de Francia. El 6 de enero de 2015 el Gran Maestrazgo le eligió como Administrador General. El 10 de septiembre de 2015 el Capítulo General de caballeros, damas y capellanes superiores eligió unánimemente a Su Alteza Real como el 50º Gran Maestre que dirige la Orden internacional y el primero en ser instalado en la sede maestral de la Orden en Jerusalén en más de ocho siglos.

 



English
French
Spanish