Domus Sancti Lazari: la Casa de San Lázaro en Jerusalén

En la tarde soleada del 20 de abril 2017, la bandera verde de la Orden Militar y Hospitalaria de San Lázaro de Jerusalén se elevó sobre su nuevo hogar en la Ciudad Vieja de Jerusalén, con el aplauso de caballeros, damas e invitados de numerosos países y creencias religiosas. Por decreto del 50º Gran Maestre, SAR el Príncipe Sixto Enrique de Borbón-Parma, proclamado en presencia de obispos católicos, ortodoxos y protestantes, la “Domus Sancti Lazari” se estableció como la Sede Maestral de la Orden entera.

 

La “Domus” es una propiedad residencial grande que sirve también como Gran Cancillería. Está situada cerca de la Puerta de Jaffa – donde el Barrio Cristiano se encuentra con el Barrio Armenio – enfrente de la entrada a la Torre de David (Ciudadela) y adyacente al patriarcado exarca de la Iglesia Maronita.

 

Los cimientos de la “Domus”, que ha sido un hogar cristiano por muchos años, datan de la era Otomana, con adiciones y renovaciones periódicas hasta el tiempo presente. Sus tres pisos rodean un patio interior al estilo oriental, con una fuente representando la resurrección de Lázaro en cerámica tradicional armenia. Un “gran salón” amueblado con antigüedades, banderas de la Orden y obras de arte acoge las sillas ceremoniales del Gran Maestre y el Gran Maestrazgo. La amplia y acogedora azotea provee una vista panorámica de todas las cúpulas y torres de la Ciudad Vieja y sus colinas circundantes.

 

Dirigiéndose en esta feliz y hospitalaria ocasión a líderes religiosos y diplomáticos, dirigentes civiles y de comunidades, miembros de la Orden y amigos, el Gran Canciller, el Conde Piccapietra, habló de la importancia del regreso de la Orden a Jerusalén, un proceso iniciado en 2009 cuando una Dama francesa preguntó por qué no había órdenes de caballería con base en donde fueron fundadas, en Jerusalén. En 2012 Saint Lazare fue oficialmente registrada como organización de beneficencia en Tierra Santa y el primer Capítulo General moderno de la Orden de San Lázaro de Jerusalén fue celebrado en el Huerto de Getsemaní. El actual Gran Maestre, elegido en 2015, es el primer cabeza de la Orden en haber sido instalado como tal en Tierra Santa en 781 años.

 

Enfatizando que la adquisición de la Casa fue un paso necesario para el curso presente y el camino futuro de las iniciativas espirituales y caritativas de la Orden, el Conde Piccapietra recordó que la “Domus Sancti Lazari” original, un hospicio para caballeros leprosos durante el período del Reinado Latino, estuvo a muy pocos pasos de la localización actual, un hecho verificado por cronistas contemporáneos y por evidencia arqueológica. Aparte del significado que tiene el ser miembros de la comunidad Cristiana local, la presencia de apoyo de los caballeros en Tierra Santa solo puede tener una influencia positiva en sus hermanos internacionalmente.

 

Gracias a la generosa y paciente cooperación del dueño de la casa, se ha facilitado a la Orden de San Lázaro de Jerusalén el volver a casa a su lugar de nacimiento. El Gran Maestrazgo agradece efusivamente a todos aquellos que han ayudado con la tarea de restablecer la “Domus” después de siglos de exilio.

 

Que la Iglesia Madre de Jerusalén y todos los que residen en Tierra Santa sean bendecidos con paz y unidad creciente. Y que aquellos que siguen la cruz verde de San Lázaro sientan que ellos también tienen un hogar aquí ahora, donde las divisiones históricas entre caballeros se pueden sanar para el beneficio de aquellos que son llamados a servir.

 

“Con sabiduría se construye la casa, con entendimiento se afirma y con conocimiento se llenan sus cuartos de bellos y extraordinarios tesoros.” (Proverbios 24, 3-4)

 



English
French
Spanish